Santa Rita de Casia

Santa Rita de Casia,  bautizada con el nombre de Margherita Lotti, es una de las santas más populares de la Iglesia Católica.

Nació en la aldea de Rocca-Porrena, 5 km al oeste del pueblo de Cascia (Italia) en 1381 y falleció el 22 de mayo de 1457.
Rita nació de padres mayores. A pesar de que quería ser monja, cuando tenía 18 años de edad sus padres la casaron con un hombre del pueblo llamado Paolo Mancini. Su esposo le causó muchos sufrimientos, pero ella se consolaba en la oración y le devolvió su crueldad con bondad, logrando su conversión a Cristo con el paso de los años.
Tuvieron dos hijos mellizos, Jacopo y Paolo. Un día Mancini  fue emboscado y asesinado. Una vez viuda, pero aliviada ya que había logrado que Paolo muriera en paz, Rita pidió la admisión al convento agustiniano de Santa María Magdalena. 
Pero no fue aceptada (debido a que sólo se aceptaban vírgenes). Un año más tarde  también murieron sus dos hijos púberes. Fallecieron ambos al mismo tiempo, de muerte natural. Rita los había preparado plenamente para encontrarse con Cristo. Con un amor heroico por sus almas, había suplicado a Jesucristo que ambos adolescentes murieran, porque temía que estuvieran planeando vengar el asesinato de su padre.
Ambos se enfermaron y murieron, también pidiendo perdón a su madre por todas los dolores que le habían causado.
Ya sin obligaciones familiares, Rita apareció una madrugada dentro del monasterio (a pesar de las altas paredes y de los cerrojos),transportada por los aires por el propio San Agustín.
Tenía 36 años. Ante ese milagro Rita fue aceptada y recibió los hábitos de monja, y más tarde su profesión de fe.
Uno de los símbolos de santa Rita es la rosa. En su vejez, ella contaba que su marido le prohibía dar de comer a los pobres. Un día en que estaba saliendo de su casa con un pan bajo sus ropas, Mancini la confrontó y le quitó el vestido: pero el pan se había convertido milagrosamente en rosas. Esta historia también se cuenta que le sucedió a Santa Isabel de Hungría.
Seguir leyendo........

4 comentarios:

Crissi dijo...

Hola,
liebe sonntägliche Grüße aus Deutschland schickt dir
Crissi

Alicia dijo...

QUE HISTORIA.....
MI TIA TENIA MUCHA FE EN STA.RITA....
PERO YO NO TENGO RECUERDO DE LA HISTORIA..
HACE MUCHOS AÑOS LEIA LAS VIDAS DE LOS SANTOS Y LEYENDAS DE AMERICA UNAS REVISTAS MEJICANAS QUE LAS TENGO ENCUADERNADAS....
PERO ESTA NO LA RECUERDO.
GRACIAS POR CONTARLA ,ME PARECE TU BLOG PRECIOSO.
UN SALUDO.

E. Baregó dijo...

Gracias por este enriqueciemiento, le soy sincero, no conocía esta historia con precisión ni la de Santa María Bernarda Bütler, sin duda uno siempre aprende. Gracias hermanita que Dios le bendiga, le felicito y agradezco, pues su lindo país ha sido sede de la Asamblea Ordinaria del CELAM, Dios quiera que estos frutos sean de mucha bendición para nuestra Iglesia en América Latina. He visto unas fotos de la catedral de Montevideo y he quedado extasiado ante tanta belleza, tienen una joya. Bendiciones

Príncipe Lord Nicus dijo...

¡Viva Santa Rita! ¡Qué buena mujer!

Amigos seguidores